lunes, 5 de noviembre de 2012

Tips para un Guión

Veamos varias cosas que tienen que ver con los guiones que ya sabemos o bien para tener en cuenta:

  1. Alguien tiene que decirle a esa pequeña gente que vive en esa caja lo que deben decir y cuándo.

  1. No existe una sola persona en televisión que no haya comenzado sentado frente a su escritorio, preguntándose a quién demonios intentaba engañar.

  1. Los que lograron el éxito fue porque comenzaron, se sostuvieron y terminaron lo que comenzaron.

  1. Tal pareciera que el secreto mejor guardado en el guión es continuar escribiendo.

  1. Existe una gran probabilidad de que todo esté ya grabado en lo más recóndito de tu psique.

  1. Trata de ver tantos episodios como sea posible de tus programas favoritos, o incluso tolera unos cuantos de los que detestas. Recuerda: esta es tu tarea y tu primera obligación es permanecer alerta.

  1. Anota cualquier aspecto de la trama que te parezca interesante o los diálogos que parecen especialmente divertidos o efectivos.

  1. Pregúntate cosas tales como: ¿Por qué me reí con esa broma? ¿Por qué me alteré antes de ese comercial? ¿Por qué me aburrí y le cambié al canal? Veremos mas adelante por que cada una de estas pequeñas cosas es tan grande que tal vez las dejamos pasar como algo sin importancia… Y no lo es… en lo absoluto…

  1. Escribe lo que piensas, ya que esto será una referencia esencial cuando te sumerjas en tu propio material y cuando trabajes para crear escenarios que afectarán a tu audiencia en la misma forma que fuiste afectado. Así también, al anotar tus respuestas podrás saber más acerca de lo que te gusta y de lo que no; lo cual, a su vez, será una herramienta especialmente útil al momento de seleccionar el género de tu guión y tu formato.

  1. Existe una primera forma de escribir que es la de ser: Escritor independiente.

  1. Otra forma es la de crear: Un guión piloto o una especulación.

  1. Hay quienes, incluso, prefieren los pilotos a las especulaciones, ya que éste tiende a mostrar la voz del nuevo escritor, en vez de mostrar su habilidad para copiar el trabajo de otro.

  1. La especulación aún tiene su lugar, puesto que muchos nuevos escritores las emplean para comparar su trabajo con el de los profesionales, o para mostrar sus talentos en diversos géneros.

  1. Escribir una especulación también puede ser más fácil que hacer un guión original, pues no necesitas crear los personajes ni su mundo.

  1. En una especulación, asumes que tus lectores ya conocen el programa y puedes irte ¡directo a la diversión!

  1. Si tienes que escribir 100 páginas, ¿por qué no hacer las dos cosas?

  1. Comienza por enfocarte en los programas más nuevos y frescos, y en los de mayor audiencia dentro del género que te gusta.

  1. Tu especulación tiene que ser de un programa que todavía esté en producción y, de preferencia, de uno que tenga esperanzas de estar en el aire por lo menos tres años más, a fin de que tu guión se sienta actual.

  1. Y, eso es lo que quieres: un programa con piernas, que esté bien escrito y que sea ampliamente conocido para tus lectores.

  1. Para hacer esto tienes que procurar conseguir el guión de un episodio, ya que las idiosincrasias de formato deben estar reproducidas en tu especulación y, para ello, necesitarás un guión que te permita saber cómo son. Tu guión debe verse como un episodio real tanto como debe leerse como uno debes ver un verdadero guión, para darte una idea de cómo se lee en la página.

  1. Para escribir guiones siempre hay que apoyarse en aplicaciones computacionales para la creación de ellos, recordar que no es lo mismo una nota al pie de una hoja del periódico que un guión…

  1. Si, por otra parte, planeas escribir tu propio guión, comienza por ver todos los programas que están creando olas dentro de tu género pero no te limites…

  1. Toma nota de cómo se estructuran, de cuándo llegan los cortes comerciales en un programa de media hora en comparación con uno de una hora, y del tipo de temas y situaciones constituyen las tramas principales.

  1. La televisión es muy parecida a la industria de la moda, los estilos y los argumentos pueden variar radicalmente con respecto de la temporada anterior. Y, cuando haces televisión, nunca querrás que tu fugitivo se vista con pantalones de MC Hammer ni que use una bolsa canguro. Trata de resolver eso y busca entender cómo tu piloto es similar y diferente de los programas actuales, según su género.

  1. Si tienes problemas conforme avanzas, quizás necesites dar un gran paso hacia atrás y preguntarte exactamente de qué trata tu episodio. De hecho, si no puedes resumir tu guión en una o dos oraciones, entonces probablemente no estés listo para empezar a escribir.

  1. A eso le llaman línea de historia o story line y es lo que los ejecutivos creativos te preguntarán, justo después de que te has presentado como escritor, durante los quince segundos que tarda el paseo en ascensor. ¿Cuál es la sinopsis? te preguntarán, amables, y más vale que lo puedas decir ¡antes de llegar al lobby!

  1. Una buena story line debe decirte todo el argumento de tu piloto o especulación, incluyendo los rasgos característicos esenciales y los defectos de tu personaje.

  1. La story line debe tener un principio, un medio y un final claros y, por lo general, comienza con la introducción del personaje:

Un padre ausente cuya vida está plagada de errores…

Después describe la trayectoria del personaje:

Que es enviado hacia atrás en el tiempo, en intervalos irregulares,

Y concluye todo con algo inesperado:

Sólo para descubrir que tiene la misión de proteger al mundo y que, a lo largo del camino, tendrá oportunidad de corregir sus propios errores.

  1. Afinar tu story line te forzará a disecar tu episodio hasta sus elementos más esenciales y, finalmente, tendrás un mejor guión.

  1. Algunos escritores empiezan al revés: con la story line, la cual después intentan fraguar en un programa. Independientemente del método que emplees, sintetizar desde el principio de todo el proceso hará que tu viaje sea más placentero.

  1. Para el caso de la televisión hay que tener en cuenta muchas cosas, una de ellas, muy relevante es que definitivamente no es sutil. Nada se deja a la interpretación y los puntos más complejos de la trama siempre ocurren en pantalla, a la vista de una audiencia ávida. Más adelante veremos por qué tanta importancia en ello…

  1. La creación de los personajes debe seguir ciertas reglas, para que ellos sean reales, diversos, y fuertes, tanto como te sea posible…

  1. ¿Cómo bosquejas personajes bien definidos que soporten tu programa a través de varias temporadas con argumentos cambiantes y dramas sobrecogedores; y que, además, sean del gusto de la audiencia? Existen trucos bastante usados por los autores: Uno por ejemplo consiste en describir a quienes conoces, pero sin lo aburrido. Otro en tomar personajes de otros programas y hacerlos tuyos. Estos personajes prestados pueden ser una excelente manera de definir la dinámica de tu reparto, o puede servir para afinar la visión general de las cosas. Y, no te preocupes, conforme se desarrolle el guión, estos abducidos irán tomando sus propias personalidades y terminarán siendo sólo tuyos. Así que, ¡diviértete! Selecciona y toma a tu gusto. Verás que estos trucos harán el proceso de creación de personajes más fácil y ayudarán a exponer las fortalezas y debilidades de tu reparto secundario.

  1. Hacer una especulación requiere de su propia tarea. Ciertamente, una gran cantidad de trabajo ya fue hecho por otras personas, puesto que como todo programa del cual valga la pena hacer una especulación, éste ya debe tener una bien definida mezcla de desadaptados, personajes tomados como propios o adoptados.

  1. Tu trabajo es conocerlos aún mejor que los autores que los crearon. Por eso, trata de escribir una página desde el punto de vista de cada uno de los personajes, en la cual se discutan sus vidas y sus conflictos con los otros personajes del programa. Conocerlos por dentro y por fuera es fundamental para una buena estructura de la historia y para un buen diálogo. Así que, ¡haz tu trabajo! Ello será invaluable cuando te lances de lleno con tu guión.

  1. Los grandiosos personajes de televisión nunca cambian. Si lo pueden hacer en una película. Los personajes de televisión pueden aprender, pero no se les está permitido crecer significativamente y lo que entienden en un episodio bien puede olvidárseles para el siguiente, son claros, están bien definidos y en evidente conflicto con otros personajes, desde el piloto mismo y de ahí en adelante.

  1. El trabajo de un escritor de televisión es mantener esa dinámica inicial, incluso con todo lo demás en contra. Por eso, si vas a escribir, por ejemplo, una especulación, trata de no llevar el programa en una dirección completamente diferente. Mantén a los personajes tal cual son y encuentra un escenario completamente diferente, en el cual sus personalidades y actitudes permanezcan intactas aún cuando baje el telón.

  1. ¿Cómo hago que estos personajes y tramas súper-dulces encajen en un guión? es útil pensar en tu historia como en una cierta cantidad de actos compactados entre una serie de cortes comerciales. La mayoría de los programas comienzan con un breve vistazo (teaser) muy cómico o muy dramático, el cual se asemeja a la trama principal o al tema del guión, pero en realidad es un elemento independiente. Incluso, algunos programas terminan con otro elemento similar, a fin de rendir tributo a una broma o punto específico de la trama, al cual se le denomina remate (tag).

  1. No quieras hallar líneas sagaces sin antes estar seguro de lo que cada uno de los personajes desea. Si conoces a tus personajes por dentro y por fuera y si conoces cada una de sus metas personales en cada una de las escenas, tu diálogo comenzará a escribirse solo.

  1. Los dramas más inteligentes y las comedias más ingeniosas siempre provienen de situaciones de gran conflicto. Agrégale también un par de bromas y una que otra referencia irreverente y… ¡ya tienes televisión!

  1. Tu especulación original debe hacer una leve referencia a la temporada más reciente de tu programa, sin perderte en los detalles. Si Brent LeRoy ha decidido convertirse en vegetariano en un episodio reciente de Corner Gas, ¡bien podría desear un plato de huevos con salchicha en tu guión!

  1. Escribir ¡debe ser divertido! Ciertamente, están los malos momentos, los momentos de inactividad y los momentos frustrantes, así como aquellos en los que quieres hacer arder el guión; pero trata de recordar por qué decidiste comenzar.

  1. Muy en el fondo debes saber que puedes crear tus propios personajes, tus problemas y tus buenos momentos; Escribir es algo grandioso y tú eres grandioso por querer ser un escritor. Así que como diría un gran maestro: ¿se puede saber que haces todavía leyendo información en Internet? ¡Deja de evadir las cosas y a la carga!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario será visto por un administrador y de ser aprobado lo publicaremos.

En caso de que el contenido no se ajuste, en todo o en parte a la política de Of Writers, será publicada solo la parte que pueda ser hecha.

Muchas gracias!