lunes, 28 de enero de 2013

Mecenazgo

El mecenazgo es un tipo de patrocinio que se otorga a artistas o científicos, a fin de permitirles desarrollar su obra sin exigir, en contrapartida créditos monetarios inmediatos, aunque con la exigencia de esa remuneración en una forma más placentera para los Mecenas.

También puede decirse que se trata de un apoyo, bien sea monetario o en especie, que una organización presta para el desarrollo social, cultural y científico de la sociedad dentro del entorno en el que se ubica.
Las acciones de mecenazgo ayudan a mejorar la reputación de las organizaciones que las realizan, y llegan a convertirse en una acción de relaciones públicas. 
En sus orígenes quienes eran Mecenas se encargaban de proteger a los artistas y financiaban sus obras.
El mecenazgo apareció en el Renacimiento y, aunque los artistas no recibían un pago por el trabajo inmediatamente, sí podían recibir comida y un lugar para vivir con el Mecenas o, en ocasiones, algo de dinero.

Un poco de historia

Históricamente el mecenazgo ha representado una forma importante de sostenimiento de la producción artística, al permitir el desarrollo de obras. Durante el Renacimiento fue una práctica extendida, y familias como los florentinos Médici proporcionaron sustento a muchos de los artistas más importantes de su tiempo.
En la actualidad, los mecenazgos son realizados para la realización de diversos proyectos en los cuales no se cuenta con los medios económicos para realizar la actividad de forma personal.
No hay que confundir mecenazgo con patrocinio publicitario, si bien son similares, un sponsor o patrocinador publicitario es algo netamente comercial con fines dinerarios concretos.

En conclusión, un «Mecenas» es una persona poderosa que brinda su apoyo espiritual y material a literatos y artistas en cualquiera de sus obras.

Cayo Cilnio Mecenas

 

En latín se llamó Gaius Cilnius Maecenas (70-8 a. C.) 
 
Noble romano de origen etrusco, confidente y consejero político de Cayo Octavio Turino, más adelante conocido como César Augusto. Fue un importante impulsor de las artes, protector de jóvenes talentos de la poesía y amigo de destacados autores como Virgilio y Horacio. Su dedicación artística acabó por hacer de su nombre, Mecenas, un sinónimo de aquel que fomenta y patrocina las actividades artísticas desinteresadamente. Tácito se refiere a él como Cilcius Maecenas, siendo posible que Cilcius fuera el nomen de su madre.

Sus vínculos con Octavio se remontan a los inicios de la carrera política de éste. Ya en el año 44 a. C. lo ayudó a poner en pie el ejército con el que el futuro Augusto hizo valer sus derechos como vengador de Julio César. También estuvo a su lado durante la batalla de Filipos. Luego, actuó como su agente diplomático, interviniendo como mediador en los tratados de Brundisium (40 a. C.) y de Tarentum (37 a. C.) entre Octavio y los otros dos triunviros, Lépido y Marco Antonio. Hasta el año 23 a. C., Mecenas fue, junto con Agripa, el más cercano colaborador de Augusto en las tareas de gobierno y su suplente en varias de sus ausencias de Roma.
Como dato importante tenemos el hecho de que cuando Mecenas murió, señaló a Augusto como su único heredero.

Mecenas ha quedado ligado a la historia de la literatura por su apoyo y protección brindados a jóvenes poetas, como Horacio, al que descubrió (y al que llegó a obsequiar con una finca ubicada en las montañas Sabinas), y como Virgilio, quien escribió sus Geórgicas en su honor. Otros poetas como Propercio, Lucio Vario Rufo, Plocio Tucca, Cayo Valgio Rufo o Domicio Marso fueron también sus protegidos.

El propio Mecenas escribió algunas obras, si bien su calidad no puede compararse a la de sus protegidos. De sus trabajos sólo sobreviven una veintena de fragmentos, que incluyen diálogos como Symposium y el poema In Octaviam (Contra Octavia), cuyo contenido es incierto
. 

Patrocinio y Mecenazgo

La mayoría de las veces, mecenazgo y de patrocinio están asociados a departamentos distintos quienes gestionan a través de sus responsables los presupuestos de cada uno en el seno de una empresa:

  • "El patrocinio, que tiene por objetivo el incremento a corto plazo de la notoriedad de la empresa y/o de sus productos y está generalmente bajo la tutela del departamento de publicidad."

  • "El mecenazgo, que opera de forma más cualitativa y a largo plazo sobre la mejora de imagen de la empresa, es un asunto de comunicación institucional, por tanto, depende del departamento de relaciones públicas, del de comunicación o de la dirección general." 
  • El patrocinio es el convenio entre una persona, física o jurídica y otra con el fin de que éste presente la marca o el producto que desea promover la empresa patrocinadora. A la primera se la suele llamar patrocinador y a la segunda patrocinado. El patrocinador suele buscar un posicionamiento concreto de los mismos asociándolo a una actividad de cierto prestigio. Por su parte, el patrocinado recibe de la firma patrocinadora una contraprestación, normalmente económica o en material. Este tipo de patrocinio es notorio en deportes y televisión. Muchas compañías quieren a cambio que su logotipo aparezca en el uniforme del equipo.
  • En 1991, un decreto francés definía mecenazgo como un “sostén financiero o material, aportado sin contrapartida directa por parte del beneficiario, a una obra de o a una persona para el ejercicio de actividades que presenten un carácter de interés general”.
Lo que aparentemente marca la diferencia del mecenazgo con el patrocinio es la naturaleza de la contrapartida.
 

Diferencias

Mientras que Antoine en "Mecenazgo y Patrocinio Cultural" (2005) explica: el "patrocinio" es la práctica permanente y organizada, a través de la cual una organización comercial o empresa destina recursos propios para el financiamiento parcial o total de un acontecimiento, una persona o una organización que actúa en el campo del deporte, la cultura, las artes, y la ecología, entre otras, esperando como contraprestación de su aporte un beneficio publicitario que contribuya a la elevación de su notoriedad e imagen. En la práctica resulta muy difícil marcar una delimitación clara y precisa entre esta modalidad de la comunicación empresarial y antigua forma de expresión de la filantropía individual que era el mecenazgo. 

Una sinopsis ecléctica entre las mismas no hará sino concluir que el patrocinio es la versión moderna y corporativa de la antigua práctica personal del mecenazgo. Si es que existen diferencias entre ellas, estas vendrían dadas por el deseo de recuperar con contrapartidas mediatas o diferidas en el tiempo.

El "Patrocinio Cultural" vendría a ser entonces esa práctica organizada, a través de la cual una organización comercial o empresa destina recursos para el financiamiento parcial o total de un acontecimiento en el campo de los contenidos simbólicos, y que al estar revestido de ciertas condiciones específicas, actúe como soporte de un mensaje corporativo, esperando como contraprestación de su aporte, una mediatizada contribución a la elevación de su notoriedad e imagen en el entorno. Antoine (2005) lo concibe como una relación cívica que expresa el compromiso entre la empresa y la sociedad. Pone en la práctica de la cotidianeidad una muestra patente del comportamiento ético de la corporación a partir de manifestaciones concretas y tangibles y no sólo meros discursos. Se constituye así en un instrumento de legitimación social, en la medida en que la empresa asume nuevas responsabilidades con la sociedad, sin estar obligado a ello. Aunque sería sinónimo de mecenazgo empresarial, no siempre hay que asociar el patrocinio publicitario con el mecenazgo, pues en casos particulares se aprecian diferencias notables.

El mecenazgo no debe dar lugar a beneficios comerciales directos. El patrocinio o sponsorización desarrolla una estrategia comercial precisa, en el marco de las políticas de comunicaciones y estratégicas de una empresa. El patrocinio, entonces, rinde necesariamente beneficios.

Of Writers

Como en todo lo que les proponemos, esto que pasamos hasta aquí fue solamente una introducción del objetivo que queremos alcanzar.
Conociendo la gran cantidad de guionistas que hay en el mundo, los mas de un proyectos que cada uno tiene y lo difícil que se les hace, especialmente a los que jamás tuvieron contacto con una compañía productora o con alguien que pueda hacer posible la realización de sus trabajos hemos instaurado un SISTEMA DE MECENAZGO que los invitamos a conocer y ser parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario será visto por un administrador y de ser aprobado lo publicaremos.

En caso de que el contenido no se ajuste, en todo o en parte a la política de Of Writers, será publicada solo la parte que pueda ser hecha.

Muchas gracias!